domingo, 23 de marzo de 2014

CHIMAMANDA ADICHIE CONTRA LOS PREJUICIOS Y LA PEREZA MENTAL

Si pinchan aquí pueden leer un muy interesante relato de la novelista nigeriana Chimamanda Adichie, en la que nos cuenta su experiencia sobre su identidad "africana" y el peligro de cierta colonización mental.

Post Scriptum: modifiqué el título para que los eunucos, en lugar de bufar, le presten atención a la mujer del video más que al autor del blog.

7 comentarios:

  1. "Chimamanda Adichie y el peligro de la historia unidimensional". En este título yo objetaría nada más que tres conceptos: "peligro", "historia" y "unidimensional". El más importante es el segundo, porque en castellano, cuando se menciona "la historia", se está haciendo referencia a la disciplina científica que estudia los hechos del pasado. Pequeño inconveniente que no ocurre en inglés, dada la diferencia entre "history" y "story". Y notemos que la muchacha se presenta como "story-teller", muy bien subtitulado al francés como "conteuse" y muy mal en nuestra lengua con "cuento historias". No, en castellano debió haber sido "relatora de historias". O sea que va quedando: "Chimamanda Adichie y el peligro de los relatos unidimensionales". El próximo paso es sacar "unidimensionales", que es un esnobismo incomprensible, y reemplazarlo por el concepto exacto de "prejuiciosos". Entonces tendremos: "Chimamanda Adichie y el peligro de los relatos prejuiciosos". Resta solo desembarazarnos de "peligro", porque no veo como los relatos prejuiciosos pueden entrañar peligro, como no sea en política. Ahí sí que son fatales: "Son todos mercenarios", le respondió el Che Guevara a Osvaldo Bayer en una conferencia de prensa en La Habana, cuando este le dijo que no creía posible desafiar en su terreno a los militares sudamericanos. Otro peor todavía: "Solo tenemos que patear la puerta y toda la estructura podrida se derrumbará" pontificó el Führer en las vísperas de la invasión a la URSS. Bien, en lugar de peligro yo usaría equívoco (acción de la primera acepción de equivocar: "Tener o tomar algo por otra cosa, juzgando u obrando desacertadamente"). "Chimamanda Adichie y el equívoco de los relatos prejuiciosos". Ferpecto. De nada.

    ResponderEliminar
  2. Están buenas tus precisiones, y entiendo la diferencia entre "story" y "history". Pero en todo tu mensaje te perdiste de escuchar lo que la mina tenía para decirnos. Estuviste más preocupado por ejercer de maestro ciruela que por abrirte a la experiencia de una mina que, al menos para mí, estuvo muy piola. Lo de unidimensional, en este caso, refiere a "prejuiciosos", o a quienes ven en los otros (ya sean individuos, naciones o lo que fuere), sobre dimensionando un aspecto hasta transformar su visión en un estereotipo.

    ResponderEliminar
  3. El término "unidimensional" es utilizado por Marcuse en "El hombre unidimensional", donde el pensador alemán toca algunas cuestiones que no están muy alejadas de lo que plantea Chimamanda. Tu mensaje de maestro ciruela me recuerda un poco a lo que dijo Bertrand Russell respecto del comerciante que para llegar a Winchester llamó a un hombre que estaba en el fondo de la tienda:

    "-El señor desea saber cuál es el camino más corto para llegar a Winchester.
    -Sí.
    -¿El camino más corto?
    -Sí.
    -No lo sé.
    Quería conocer con claridad la naturaleza de la pregunta, pero no tenía el más mínimo interés en responder. A veces, la filosofía analítica -según Russell- se interesaba más por el sentido de los discursos que por su verdad. Pues bien: en la intervención de la escritora nigeriana, hay un contenido de verdad que es lo que importa resaltar.

    Es como si ante el término "prejuicio" yo empezara a hablar de Gadamer:

    "Chimamanda, ¿a qué te referís con 'prejuicio'? El filósofo alemán Hans-Georg Gadamer decía que el prejuicio adquirió una connotación negativa durante la Ilustración, pero en realidad los intérpretes nos acercamos a los textos no con una actitud mental semejante a una hoja en blanco, sino con nuestras precomprensiones (Vorverständnis), con nuestros prejuicios (Vorurteile), nuestras expectativas que son hijas de nuestras tradiciones, intereses, bla bla bla. ¿Me explico? En otras palabras: seamos buenos entre nosotros y no salgamos con comentarios pedantes cuando uno pone el video de una mina piola a la que resulta interesante escuchar.

    ResponderEliminar
  4. Que linda negra ( parada se notaba una estilizada y erótica silueta), y yo creyendo que alguien así solamente era buena para bailar.
    ¡¡Brillante!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Confieso que me pareció más linda por dentro que por fuera... la verdad no le presté atención a su físico. Aunque es cierto que es bonita: irradia luz, por decirlo de algún modo.

      Eliminar
    2. Bellísimas palabras. Suele ocurrir que muchos creen equivocadamente que la literatura como arte NO debe ayudar a "reconstituir la dignidad" porque el arte se ocupa de otras cosas menos puntuales. En pocas palabras, traducidas como se le cante a cada uno, yo entendí demasiado y me reconforta. Habló de la pobreza, del mensaje multimediático o como mierda quieran decirle al único que se difunde en el Capitalismo, el mensaje único, colonizante, xenófobo, racista y humillante.
      También habló de la inmigración, la intolerancia y el discurso vacío. Nos contó de la buena y la mala literatura, de la aprovechable y de la otra. Las historias que adquieren relevancia y universalidad, los valores nacionales de cada pueblo, y la dignidad.
      Hace muy poco en el Norte de Italia, en Milán, el gran motor del capitalismo italiano, compré un libro de arte. La "cultísima" vendedora era suiza y al enterarse de mi precedencia trajo un enorme mapa de Africa y me pidió que le indique cual país de ese mapa era la Argentina.
      Debo confesar que de Africa solo leí al sudafricano Coetze, pero esta mina me abrió mucho mas la visión, veremos que encontramos traducido de la gente que nombra porque mis limitaciones idiomáticas ya son irreversibles.
      Muy bueno tu blog.
      Saludos JP

      Eliminar
    3. Muchas gracias JP. En cierto modo, sus palabras son una lección de educación cívica.

      Eliminar