miércoles, 19 de agosto de 2015

DESEANDO UNA CHARLA EXTENSA, PROFUNDA Y QUE DEJE "HUELLA"

Tengo deseos de dialogar extensa y profundamente con cualquiera que sea capaz de producirme un "trastorno". Tengo ganas de tomarme una cerveza y hablar largo y tendido con alguien que no le tenga terror al aburrimiento. Hay conversaciones que florecen cuando uno menos lo espera, en medio de un terreno que minutos antes parecía yermo y anodino. Tengo ganas de que no me miren con cara de embole cada vez que digo que me apasiona la filosofía o la literatura... No estoy tratando de lucirme, de hacerme el diferente o de jugar el juego de la seducción histérica... Muchas veces me cansa representar el papel del payaso con pasta de campeón. Hoy no me importa -mañana por ahí sí- si el interlocutor es una mujer hermosa o un viejo decrépito. “Estoy con vos, pero en cuanto me aburro, le mando un mensajito de texto a otro. No podemos estar juntos sin hablarnos, no podemos confrontar nuestro aburrimiento. La posibilidad de aburrirnos es intolerable, ya que todos vivimos en una pantalla de televisión y ahí el tiempo es tirano. ¡Que no nos manden a la tanda!”. (Fabián Casas dixit). Me gusta mucho cuando alguien me cuenta, con lujo de detalles, alguna experiencia de vida que le ha dejado huella, como también me gusta mucho que me escuchen con sumo interés, sin mirar el reloj o el whatsapp. Imagino que esto que me pasa a mí no es muy original que digamos, ¿no?

6 comentarios:

  1. ¿Alguna vez leíste algún libro de Haruki Murakami? Te lo recomiendo.Te felicito por el blog, tenes reflexiones muy interesantes. Por otra parte, a mi también me gustaría un día llegar a un bar y encontrarme a alguien con esas mismas ganas de entablar una conversación profunda, que tampoco me ponga cara de embole cuando digo que me gusta la literatura y la cultura asiática. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias anónimo! De Murakami leí "Kafka en la orilla" y otro libro cuyo título no recuerdo. Hablando de literatura asiática: el hermano de un amigo se fue a China a traducir poetas chinos, y sacó un libro muy lindo, editado por "Gog y magog" (o algo así). Acá está el link http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/radar/9-7582-2011-12-24.html

      Eliminar
  2. Es difícil encontrar personas interesadas en mantener largas conversaciones sobre literatura, personalmente me sucede; en "Retratos de memorias y otros ensayos" si mal no recuerdo Russell decía que uno debía considerarse desgraciado si a 50 millas a la redonda no encontraba a alguien con el cual compartir intereses. Yo vivo en una provincia del "interior" y aquí las personas no son muy leídas. Y como diría un argentino promedio a la resignación de la soledad "es lo que hay".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo... de todas formas yo no quiero "charlas eruditas" ni hablar todo el tiempo de libros, sino hablar cada tanto con personas que tengan intereses diversos. Si estuviese rodeado sólo de "profesores de literatura/filosofía", por ahí querría tener más charlas que ni tocaran el tema. Es un asunto de armonía.

      Eliminar
  3. A la gente le interesa el dinero y el sexo. Descubrimiento del siglo. Jajaja.

    ResponderEliminar