lunes, 29 de octubre de 2018

LA SENSIBILIDAD Y LA SENSIBLERÍA

Conviene distinguir “lo sentimental” de “lo sensible”. Una persona sentimental puede comportarse como una bestia estúpida la mayor parte del tiempo. Una persona sensible, en cambio, casi nunca será cruel. Hay tías sentimentales que acarician tiernamente a su perro, pero no dudan en envenenar a una sobrina. Hay sentimentales que no pueden contener las lágrimas al escuchar una dulce melodía, y sin embargo apenas se inmutan ante el hambre o la miseria de todo un pueblo. Dicen que a Stalin le encantaban los niños. ¿Por qué amo tanto la obra de Tolstói? No sólo porque era un escritor genial, sino también porque se nota que además era un ser SENSIBLE. Los grandes artistas son sensibles, aunque en sus peores momentos puedan caer en “lo sentimental”. Para bien y para mal, nada de lo humano nos es ajeno.

Esto me lo enseñó no solamente Tolstói, sino también Vladimir Nabokov.

1 comentario:

  1. Excelente, como todo lo que escribís acá. Se extraña tu presencia en tu propio blog, ojalá vuelvas pronto a postear material nuevo Rodrigo. Mientras tanto, gracias por tu lucidez en volcadas en tus numerosas líneas de este sitio y el anterior, "Dialogando conmigo" (si no recuerdo mal). Abrazo.

    Lisandro.

    ResponderEliminar