miércoles, 2 de abril de 2014

LINCHAMIENTOS

¿Es “democrático” un debate televisivo acerca de si está bien o está mal violar a un menor? No, porque se trataría de apología del delito. Del mismo modo, los linchamientos son asesinatos, no son “debatibles”. Los medios poniendo la foto de la madre cuyo hijo murió insultado y pateado por un grupo de personas que cometió un asesinato, para que lo sigan insultando en los comentarios, están haciendo apología del delito. Es un uso criminal de la “libertad de expresión”. NO ES IMPORTANTE lo que opina “la gente” de los linchamientos. Vecinos desaforados contra rateros en zonas liberadas no es “debatible”. Los linchamientos no tienen nada que ver con la ley del Talión. Los linchamientos no tienen NADA que ver con NINGUNA forma de justicia. Lo que debemos hacer como sociedad es tratar de impedir, repudiar, prevenir, lo más que podamos, los estallidos de odio, provengan de donde provengan. Las redes sociales son, muchas veces, una industria de la injuria sistemática. Todos los días, todas las horas del  día, durante años y años, uno se levanta por la mañana y mira noticieros que nos sugieren que “nos van a matar a todos”.  Hemos instalado la idea de que todo el tiempo y todos los días se puede decir cualquier cosa de cualquier tema. Repito: no tiene la menor importancia preguntarle a NADIE si está a favor o en contra de los linchamientos. Sabemos que toda sociedad  está siempre al borde de que se produzca un estallido de odio. Luciano Arruga luego de ser hostigado y torturado cuando se negó a robar para la policía, continúa desaparecido. El lenguaje del odio lleva implícito que DEBE haber linchamientos en forma ilegal y sin que uno se entere. Nuestras cárceles están llenas de presos que son linchados, diariamente y en cámara lenta. La parodia de Capusotto dice, con sarcasmo y humor, lo que podemos ver, leer y escuchar todos los días. Los linchamientos son homicidios calificados. No estoy diciendo que no tiene que haber un plan de seguridad serio e integral, pero esa es otra discusión. 

Post Scriptum: 1) PRIMERO hay que repudiar enérgicamente lo que ocurrió, y luego discutimos sobre la coyuntura política; 2) Mi visión de la seguridad no se reduce al "progresismo". Mi conocepción no se aleja mucho de lo que Marcelo Saín dice acá; 3) El rol de los medios entra en la discusión sobre qué tipo de sociedad queremos ser, con lo cual reducirlo a "kirchnerismo/cristinismo" vs "anticristinismo" es una simplificación inconducente.

1 comentario:

  1. Respecto de este post, me parecieron útiles las reflexiones de Alejandro Kaufman.

    ResponderEliminar